9 oct. 2013

El punto gris



Me encanta vivir esta vida de forma dramática e intensa, sacando todo el jugo de cada sentimiento, situación, evento, etc… ¿Para qué estar feliz si se puede estar muy feliz?... ¿Por qué sufrir si se puede sufrir mucho?... Por eso pongo un fin totalmente exagerado al usar las palabras que usaré…

Qué difícil es estar conforme con uno mismo… Saber qué haces las cosas bien y que tus errores son parte de la prueba y no parte de la caída… Es muy difícil hacer las cosas bien…

Quiero buscar y encontrar ese punto matemático en mi vida que marca el final de esta línea “gris” en la que se escribe mi vida… Quiero encontrarlo para trazar una línea más definida, una línea “blanca” o “negra”… Quiero hacer de mí un Hombre y no seguir siendo este costar de carne y huesos que no sabe para dónde ir…

Sé que esto lo leen algunas personas y me gusta… me gusta saber que estas palabras no se las lleva completamente el tiempo… que en algún lugar alguien dice en un rato de ocio “¿Habrá escrito algo este niño?” y mira mi Blog… A esas personas les digo esto…

“Quisiera que mis palaras fueran más que las melancólicas de un joven común y corriente… quisiera que estas historias tuvieran vida en cada palabra y que de alguna forma esa vida entre por sus ojos hasta sus corazones… quisiera que en la distancia mis palabras coincidan con sus vidas para poder ayudarlos, de sierta forma, a dar un paso adelante… Pero queridas lectoras, estimados lectores eso aún no me es posible… Voy a caminar por mi vida un mes, dos o tres… tal vez más… pero voy a caminar hasta el punto donde la tierra ya no es gris, ya no es ambigua… donde esta sea totalmente clara o profundamente obscura… Nos vemos cuando al fin las cosas sean lo que deben ser…”

La próxima vez que escriba les contaré las cosas que he aprendido en este viaje…

Nos vemos… tarde o temprano…


No hay comentarios.: