27 jun. 2014

Semillas en el aire



Han sido días lindos y  como siempre cosas nuevas  asoman sus rayos en la vida que ahora me toca vivir… Hablaba hace unos días de una hermosa flor que encontré y ahora hablaré de un horizonte que alguna vez visité…

Noviembre de 2006 emprendo un viaje largo hacia mis 40 años… en un principio un llamado de atención y posteriormente una cofre para mis más íntimas emociones y mis más descabellados pensamientos… una lección de vida, un aprendizaje de la misma… mis apuntes, mis notas, mis borradores… las más grandes cosas que he aprendido en estos casi 8 años están escritas en este lugar como testimonio de mi edad, de mi paso por la tierra y de mi mocedad cuando un maduro y cincelado Fabián de 40 años lea esto (Hola Fabián de 40 años ¿Con quién te casaste?... Ves…te dije que te volverías a enamorar)… 

Se dirán… y me lo han dicho… ¿Por qué no escribir esto en un cuaderno, en algo personal?... Y la respuesta es, aparte de mi evidente egocentrismo, que esta historia al igual que la historia de todos y cada uno de ustedes es hermosa y única… tan única que debe ser trasmitida para que el mundillo de todos pueda crecer… para que en el universo que todos llevamos dentro exista una estrella llamada FT-2905 que recuerde a un niño que quiso compartir con todos las cosas que dentro de él viven, crecen y mueres…

Hace años visite una isla y es lo único que sé… en mi mano tengo un papel que simplemente dice “Lilit”… ¿Qué quiere decir?… ¿De quién es ese nombre?... ¿La  habré tocado?... ¿La habré mirado?... ¿La habré abrazado?... ¿o besado?... ¿o amado?... 

Tengo ganas de emprender un viaje… un año… Viajare a esa isla y preguntaré por el nombre que está escrito en el papel que hoy guardo en el bolsillo de las cosas especiales… ya que el viento me a susurrado que de una u otra forma las semillas de mi árbol de la vida han llegado a sus tierras y pronto darán como fruto una amistad…


 Gracias por ser parte de mi vida… Por lo que me has dicho compartes conmigo algo especial… tu sabes de mi lo que no muchos saben de mi… Y aunque nunca te llegue a ver… a sentir… o a respirar… ten sabido que algo invisible se ha ligado a mis dedos que escriben y a tus ojos que leen…


Gracias… esto es para ti Lilit…

…Buscaré primero en una isla pues sé que te gusta el mar…

No hay comentarios.: