20 ene. 2011

Sesión de sueños

La noche anterior fue muy activa, en extremo activa. Soñé muchas cosas y creo que todas significaban algo, ¿Qué?, no lo sé, pero me gustaría compartirlo. Desperté en la noche y escribí ciertas cosas en un papel para no olvidar lo soñado, estas cosas fueron roca, agua helada, hijo, sueño y L.

Hielo

El primer sueño me llevó a una tierra helada, mucha nieve por todos lados, los días, a pesar del lugar, eran cálidos, no nevaba y muchos ríos rodeaban la modesta casita donde vivíamos mi hija, un anciano llamado L y yo. El en sueño yo bestia con pieles, con grandes pieles de oso o algo por el estilo, mi yo no sé parecía tanto a mí pero yo sabía que él era yo. Bueno todo comenzó cuando sentado en la mesa a la hora de desayunar supe que mi tarea del día seria buscar una roca, la roca más linda y redonda de toda la montaña, no sabía cuál era el fin de dicha tarea pero mi interior ordenaba que la realizara. Salí pues a en mi empresa, L, el anciano, me dice que tenga cuidado que las montañas son peligrosas y que el agua es muy helada, le prometo cuidado, me despido de él y de mi hija y me voy, camino mucho, cruzo un rio, subo montañas y la veo, a ella, perfecta, majestuosa y respetable, era una roca cubierta de nieve y con forma de pan o de moneda, yo digo al aire que esto es lo que buscaba, mi ser se sintió satisfecho con ella y me dispuse a empujarla hasta mi choza, comienzo y escucho un grito “¡Papá cuidado!” (ahí supe que la niña era mi hija) y la roca se libera y rueda cuesta abajo, yo la sigo, corro tras ella, más que mal es mi roca perfecta, pero ella malvada y calculadora, me empuja contra el rio y me hundo en el agua congelada, ¡Ay madre, que frío!.

Aquí desperté, escribí en el papel y trate de seguir soñando ya que lo encontré muy novedoso, lo hice a pesar de la sed.

Caminata

Estaba yo saliendo de la Universidad, era tarde así que asumo que Salía yo de una práctica, era invierno y hacia un poco de frío, yo vestía de negro, pantalones, zapatillas, bléiser, camisa, polera, todo negro a excepción de mi kufiya que es negra y rojo, no llevaba bolso y mis manos iban en los bolsillos de mi chaqueta, al salir cerca de la biblioteca central me encuentro con D (es la inicial de un nombre), la chica de rojo, que esta vez andaba con bufanda, guantes, chaqueta, se notaba que estaba congelada. Por las noches la Universidad es preciosa y me encanto disfrutar de eso en el sueño, bueno me encuentro con esta chica y nos vamos juntos hasta el paradero. D es una chica linda, su rostro es lindo y como en un sueño todo es posible, incluso sentir esto, yo tenía ganas de besarla y sentía que en cualquier momento explotaría de ganas de hacerlo, yo sabía que ella tenía un pololo pero es ella quien le debe fidelidad a alguien no yo, así que no me remordió la conciencia el potencial cornudo. Mientras caminábamos hablábamos y yo pregunte por su vida, que era de ella y como la trataba el destino, ella muy tiernamente me habla de un hombre, de un joven, de su pololo, de lo mucho que ella lo quiere y lo mucho que él la quiere, ella se escuchaba tan enamorada, tan entregada, tan franca y dispuesta a él que mis planes maléficos de hacerla pecar se hicieron nada, ya no sentía nada más que la alegría por un alama afortunada que encuentra el amor, yo la miro y le digo “No sabes cuánto me alegra saber que eres feliz”.

Creo que tenía mucha sed, me revolqué un poco en la cama y trate de dormir.

Súper poderes

Esto es lo más básico en sueños, yo tenía súper poderes. En una especia de aventura similar a la de Hércules, me enfrentaba yo a dioses, a bestias, a Asterix, vivía yo en el Tartaro y tenía grandes músculos, esto no duró mucho, fue confuso y vacío de lógica, la sed me mataba.


Me levanté y fui a pedir agua a la pieza mis papis, ellos tenían, bebí, me refresque y traté de seguir con mi sesión de sueños, teniendo al fin el ultimo.

Modono

Este sueño era un tanto lujurioso (un tanto muy muy lujurioso), o como diría mi madre un “sueño modono” (ni siquiera sé si es que existe tal palabra o si así es como se escribe) y esto hace este sueño muy difícil de contar, así que le pediré al lector que habrá su mente y piense todo de la forma más “sucia”, “cochina” o morbosa posible, prefiero que le den más emoción a lo leído a que le quiten. Bueno estaba yo viviendo en la casa de mi Tata, de la misma manera en que vivimos ahí por última vez, imaginen una pieza con forma rectangular, a lo largo, de atrás para adelante, hay un ropero con un televisor arriba, una cama y a la cabecera de esta otra cama muy apegada, a lo ancho al lado de la última cama (de atrás para adelante) hay un closet pegado a la pared y una cortina que tiene la finalidad de puerta. Descrito ya el ambiente para ustedes quienes no viviendo allí seguiré con el sueño. Estaba yo en la cama, que estaba al lado de la cortina, acostado o “echado”, estaba mi hermano y A (inicial de un nombre femenino), mi bro. poca “bola” nos daba a nosotros que jugueteábamos como dos cachorros de león, él se aburre y se va. Ya solos sobre la cama A y yo nos pusimos un poco más cariñosos, estábamos en esos “jueguitos” hasta que alguien abre la cortina, era mi madre (conchemimadre! xD) y como por arte de magia (o por arte de sueño) estaba yo acostado como si anda, tapado hasta el cuello y ella estaba oculta bajo las frazadas. Mi madre llega con una niña, una familiar y me explica que los papás la enviaron para que yo le enseñe matemáticas, yo que estaba en lo mejor de la noche y que pocas ganas tenía de enseñar matemáticas a las 9PM dije que no mientras mi compañera que incitaba a seguir con lo nuestro, mi madre me pido de favor que lo hiciera y yo recordé algo, que los padres de la niña habían tratado muy mal a mi mamita y se lo recordé, le dije que no éramos juguetes de nadie y que si ellos ahora nos necesitaban pues no les daríamos la mano, mi madre me encuentra razón y se llevó a la niña dando marcha atrás y cerrando la cortina, pudiendo al fin, yo, terminar mis propios asuntos, asuntos que poco duraron porque al acomodarme en la vida real, de la nada la escena se salta a la mañana siguiente. En la mañana siguiente algo nos advertía sobre un posible desastre natural, un terremoto, tsunami, asteroide, erupción volcánica o lago por el estilo, recuerdo haber dicho a A que se alejara, que volviera con su familia y que yo me las arreglaría bien, por alguna razón yo estaba solo y tenía que buscar a los míos, caminaba por barro y por pasajes de casa muy pobres que parecían laberintos, tobo vacío, todo muy húmedo, todo muy solo…



Y así es como terminaron todos mis sueños, puedo darles muchas interpretaciones y estoy seguro que las tienes, que tienen un significado, pero también tengo que decir las cosas que últimamente he visto y todas tienen relación con mis sueños. Para Hielo… vi hace poco una película donde dos hombre se pierden en unas montañas de hielo y que matan a un oso para comer y vestirse, además vi también la historia de cómo Sisifo es obligado a subir una piedra por una colina, en el Tartaro, como castigo por escapar del Ades y todos los días luego de subir la roca esta cae cuesta abajo y Sisifo debe volver a subirla. Para Caminata, no tengo muy claro esto pero últimamente he visto mis anillos con ganas de ponérmelos otra vez, lo que usaba para ir a la Universidad, además (no se si esto lo explica) pero últimamente todo lo que D publica en Facebook es sobre su pololo (xD). Para Súper poderes es muy fácil, hace poco vi la historia de Hércules en la tele. Y para “Modono” no tengo muchas pistas pero si algunas, cuando cambiaron el perfil de mi Facebook en la lista que aparece a la izquierda con las fotos de los amigos estaba la madre de A, el tema de enseñar matemáticas es porque haré clases de matemáticas para una niña que quiere dar la PSU y lo de los que ofendieron a mi madre, pues ella me contó eso hace pocos días. El final le quita magia a los sueños, los hace menos bellos, pero hay muchas cosas que no se explican, como mi supuesta hija, por qué D amaba tanto a su pareja, porque peleaba yo contra Asterix o porque vivía yo donde mi Tata. Esto quiere decir que los sueños son lo que son, parte de la realidad y parte de algo oculto en nosotros, del modo que sea fueron sueños muy buenos. Quiero agregar esto, con respecto a D y A, no sé por qué soñé con ellas, una es una a amiga “on-line” y la otra está ya muy, muy, muy en el olvido.

2 comentarios:

Naginy Black Daidôji dijo...

Vaya. Al menos sueñas cosas con un dejo de coherencia... pues, en tu último sueño, los personajes son reales. Yo una vez soñé que estaba en un reformatorio y tenía que permanecer ahí 17 años D: Y un sueño muy freak que tuve una vez, fue que un loco me tenía secuestrada en un ambiente lleno de frío, hielo y nieve, y que para huir tenía que hacer un agujero en la nieve y lo estaba haciendo con UN PIE HUMANO O.O Sí, un pie. Un pie que no era mío, lo tomaba por el tobillo para hacer un agujero xD ... La onírica y el subconsciente son tan interesantes *o* ¿Deseos del subconsciente? ¿Premoniciones? ¡Uuh, quién sabe!

Smashter dijo...

sueños, le dan emocion a las noches cada noche me acuesto esperando tener una tanda de sueños como los tuyos