14 sep. 2010

1000 verdades… 999 mentiras

No hay mucho que alguien como yo pueda decir, la vida no me favorece con esto, solo con 19 años en el cuerpo hay aún 999 cosas que debo hacer…
En el mundo las verdes son el reflejo de la madurez, todos creen que la verdad es propiedad del hombre sabio, cuando las personas escuchan sus palabras se sienten entendedoras del mundo haciendo gárgaras con cada una de sus verdades… Pero la verdad es tan relativa que deja al hombre maduro tapado por un manto de insensatez…
¿Qué puede decir un joven como yo sobre la vida?, ¿Podría un hombre de 100 años definir lo que es vida?, ¿Hay una forma de llegar a ser maduro?, ¿Nos entendemos entre nosotros?...
Lo único que podemos hacer es definir nuestra propia vida y ser los hombres más sabios con respecto a nuestra vida, no es mi hermano el que vive en mis zapatos, no es mi madre la que sufre mis penas, no es mi padre en que se esfuerza en mis labores, no son mis amigos los que divisan mis metas, no es mi pareja la que ve mi amor y no es el mundo quien mira por mis ojos…
Por todo esto, son solo mis palabras las que me dan consuelo y son mis consejos los únicos que sigo, las personas no saber cómo puedo actuar o enseñarme cual es el camino correcto, las verdades son tan variadas que las rutas ya trazadas pueden no volver a ser las correctas…
Mis penas solo a mí me duelen y mis alegrías solo en mis sonrisas se reflejan, las cosas que me dan vida son muerte para otros y la buena suerte de las personas puede ser la fuete que alimenta mi envidia…
Los consejos no son más que viento en mi cara mientras andando por el largo camino de mi vida, la que paso a paso me hace merecedor de mi propia verdad…
De las 1000 verdades de este mundo, una está clara…
Yo soy y seré… hago y haré… digo y diré… solo lo que mi alma clame…


No hay comentarios.: